Datos de Interés

Cuidado de Sombreros

Para conservar el buen estado de los sombreros, es preciso tener ciertos cuidados con la manipulación de los mismos, con el fin de que estos conserven su buen estado y apariencia, aquí encontrará información con algunos puntos a tener en cuenta para sus cuidados:

» Para colocarse el sombrero, es recomendable manipularlo con delicadeza, sin presionarlo y sin hacerle pliegues en la copa que posteriormente con el tiempo pueden deshormar, o deteriorar (romper) el sombrero.

» Los sombreros nunca deben doblarse o enrollarse, ya que esto deformaría o quebraría el artículo, aun cuando hay materiales que pueden doblarse, no es muy aconsejable hacerlo, pues aunque no se quiebren, si tienden a perder su horma original.

» En caso de humedad por brisa o lluvia, se recomienda poner a secar el sombrero boca arriba a la SOMBRA, pues la luz directa del sol efectivamente seca el sombrero, pero a su vez tuesta sus fibras (sombreros de paja), o marea el color del sombrero (sombreros de pelo, lana, tela).

» Los sombreros se deben dejar secar en su totalidad antes de guardarlos, con el fin de evitar que la humedad produzca hongos en el material del mismo.

» Cuando guarde su sombrero, hágalo preferiblemente en un lugar espacioso y libre de humedad (closet, vestier, perchero), colocándolo boca arriba para no deformar el ala, y sin nada encima ni dentro de su Copa, con el fin de no generar presión sobre el articulo por peso, pues son productos muy livianos y el peso lo puede partir o deformar.

» Si el sombrero presenta alguna mancha, o suciedad se debe pasar un trapo húmedo, frotando suavemente en el área afectada, también puede hacerlo con un cepillo de dientes estregando suavemente, pero si la mancha persiste, lo más recomendable, es no estregar mucho, ya que puede generarse una mancha mayor y un cambio de color en su material. No se debe utilizar agua directa sobre el artículo.

» Cuando usted viaje, el sombrero NO debe ir dentro de la maleta, preferiblemente llévelo puesto, o en su defecto, en una bolsa o sombrerera para evitar rupturas o deformaciones.